Template Tools

All Video Share Player

El Tiempo en Cabra
PDF Imprimir

 

 LA DIPUTACIÓN COMIENZA LAS LABORES DE DESINFECCIÓN DE LAS RESIDENCIAS DE MAYORES EN CONQUISTA, EL GUIJO, SANTA EUFEMIA Y TORRECAMPO

Esta iniciativa contempla trabajos en 60 centros de estas características repartidos en la provincia

 06/04/2019.- La Diputación de Córdoba ha comenzado hoy la desinfección de las residencias de mayores de Conquista, El Guijo, Santa Eufemia y Torrecampo, labores que se enmarcan dentro de la iniciativa anunciada por el presidente de la institución provincial, Antonio Ruiz, en el Pleno Extraordinario y Urgente, celebrado el pasado viernes.

 Ruiz añade que “la prestación de este servicio, que comienza hoy y continuará en los próximos días correrá a cargo de la empresa Agroteco, del municipio de La Carlota, y contará con una dotación presupuestaria cercana a los 50.000 euros”.

 La propuesta, que parte de la institución provincial, prevé la realización de unas cuatro desinfecciones en cada una de las 60 residencias de mayores censadas, puesto que el municipio de Añora ha declinado la prestación del servicio.

 Junto a los trabajos de desinfección de las residencias de mayores, en el Pleno de carácter Extraordinario y Urgente celebrado el pasado viernes, el presidente de la Diputación de Córdoba anunció, además, la puesta en marcha de un plan dirigido a los autónomos y autónomas de la provincia, dotado con cerca de 950.000 euros.


 

INFOCA HA MOVILIZADO HOY A 100 EFECTIVOS EN ANDALUCÍA PARA TAREAS DE DESINFECCIÓN POR COVID-19

Intervendrán en Carcabuey

El dispositivo se desplegará mañana en 11 municipios de las provincias de Almería, Córdoba, Jaén, Granada, Huelva y Sevilla

El dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales (Plan Infoca) ha movilizado hoy a más de 100 efectivos y 90 vehículos para  desarrollar los trabajos de desinfección por el coronavirus Covid-19, ejecutando operaciones de fumigación en diez municipios andaluces. Estos son: Viator (Almería); Facinas (Cádiz), Carcabuey y Cardeña; Aljaraque (Huelva); Serrato (Málaga), y Coripe y Lantejuela (Sevilla). Las intervenciones de Villanueva de Córdoba y Hornachuelos (Córdoba) han quedado pospuestas hasta mañana debido a la lluvia.

Siguiendo los protocolos y medidas de seguridad preventivas, el operativo  Infoca ha intervenido en aquellos puntos marcados como prioritarios por la Consejería de Salud y se ha centrado en concreto en las residencias de mayores, mercados de abastos, centros de salud, parques infantiles, así como en diferentes plazas y calles de las diez localidades citadas, poniendo especial énfasis en la fumigación del mobiliario urbano, papeleras, barandillas y elementos de uso común.  

El operativo especial de desinfección dispuesto por la Junta de Andalucía comenzó a operar el pasado viernes en los municipios de Fuente de Piedra (Málaga) y Bayarque (Almería), a los que se suman la decena de pueblos de hoy. Para acometer estas misiones, el personal de Infoca ha identificado y visitado previamente los espacios que, por su importancia, tránsito o interés social, pudieran ser objeto de las intervenciones.

Para ello, los efectivos del Infoca han recibido formación teórica acerca de las características del Covid-19 y práctica con ejercicios consistentes en la correcta colocación del equipo de protección individual (EPI).

Intervenciones para mañana

A lo largo de la jornada de mañana, el dispositivo de Infoca desplegará contingentes en Sierro (Almería); Villanueva de Córdoba y Hornachuelos (Córdoba); Torrenueva, Marchal y Fornes (Granada); El Campillo y Aracena (Huelva); Génave (Jaén), y Coripe y Palomares del Río (Sevilla).

 

 


 

EL IPBS HABILITA UN MILLÓN DE EUROS PARA PONER EN MARCHA UN PROGRAMA DE GARANTÍA ALIMENTARIA DURANTE EL ESTADO DE ALARMA

 Se iniciará a lo largo de esta semana, durará un mes como mínimo y podrá prorrogarse en función de la situación y la disponibilidad presupuestaria

 

 06/04/2019.- El presidente del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), dependiente de la Diputación de Córdoba, Francisco Ángel Sánchez, ha informado de la puesta en marcha de un Programa Extraordinario de Garantía Alimentaria, con el que “atender, de forma excepcional, las necesidades básicas de alimentación de la población más vulnerable frente al COVID-19”. 


Así lo ha señalado Sánchez, quien además ha destacado que “el estado de alarma ha ocasionado que existan colectivos de personas como menores, familias, personas con limitaciones funcionales y/o pertenecientes a grupos de riesgo (mayores, enfermos crónicos, pacientes oncológicos, etc.) que, por sus características especiales y la restricción de movimientos por la medida de cuarentena impuesta a la población, no pueden realizar la compra y/o preparación de los alimentos”.

Esta restricción de movimientos, añade el presidente del IPBS, nos “obliga, por tanto, a adoptar medidas, de carácter temporal y excepcional, que permitan satisfacer esa cobertura de las necesidades básicas y esenciales de la población, en especial la relativa a garantizar la alimentación, y que no pueden ser satisfechas por los programas actualmente implantados por el Instituto Provincial de Bienestar Social, como el de Ayudas Económicas Familiares y el de Emergencia Social, que son la vía preferente para la cobertura de dichas necesidades”.

Según ha explicado Sánchez, el “programa, que cuenta con un millón de presupuesto, va destinado a familias y/o personas que tengan dificultades para el desarrollo de las habilidades de organización domésticas básicas, tales como familias desestructuradas, enfermos mentales, personas con adicciones, etc; los menores que no forman parte de los programas de la Junta de Andalucía y que puedan verse en una situación de riesgo o desprotección por pertenecer a esas familias desestructuradas; y mayores o con limitaciones funcionales, así como las personas sin apoyo familiar y con dificultades para la preparación de alimentos y que no estuvieran incluidas en los Planes Extraordinarios de Cuidado de Ayuda a Domicilio o en el programa de Ayuda a Domicilio de Emergencias COVID-19”.

 Distribución

 

 La distribución de los paquetes de alimentos se “realizará mediante empresas especializadas, que los llevarán a las instalaciones designadas al efecto por el ayuntamiento de cada una de las localidades en las que presta sus servicios el Instituto Provincial de Bienestar Social y, una vez allí, se procederá al reparto de los mismos. No obstante, también se podrá llevar al domicilio de los beneficiarios, en el supuesto de que éstos tengan limitaciones funcionales o sean personas pertenecientes a los colectivos de riesgo con mayor incidencia de la pandemia”, ha apostillado Francisco Ángel Sánchez..

 

 Alumnado

 Por otra parte -y también para garantizar la alimentación entre la población infantil- el presidente del IPBS ha adelantado que “se va a proceder a ampliar el número de beneficiarios del Programa de Refuerzo de Alimentación Infantil (PRAI /SYGA), que desarrolla la Junta de Andalucía y en el cual está colaborando activamente el Instituto Provincial de Bienestar Social, dado el incremento de las situaciones de vulnerabilidad como consecuencia del COVID-19 entre las familias de nuestra provincia”.

Finalmente, Sánchez, ha añadido que para ello, se “elaborará una relación por cada centro educativo con comedor escolar del municipio, que contendrá los nombres y apellidos del alumno o alumna junto con el del padre/madre o tutor legal. Este alumnado deberá estar matriculado en centros educativos que ya dispongan del servicio complementario de comedor escolar”.

 


 

LA JUNTA REPARTE 150.000 MASCARILLAS ENTRE TAXISTAS, VTC, METROS Y TRANSPORTE POR CARRETERA

La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, asiste a la entrega de las unidades en la delegación territorial de Granada 

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha comenzado el reparto de 150.000 mascarillas quirúrgicas procedentes de la Consejería de Salud y Familias de la Junta entre taxistas, vehículos de turismo con conductor (VTC), los tres metros andaluces (Sevilla, Málaga y Granada) y transporte de mercancías, regular y discrecional por carretera para que los trabajadores de estos colectivos puedan seguir desarrollando su actividad con una adecuada protección frente al riesgo de contagio por el coronavirus (Covid-19).

 

 El dispositivo puesto en marcha para la distribución de estas 150.000 mascarillas arranca hoy con el reparto en las delegaciones territoriales de las primeras 64.200, además de otras 41.895 unidades que la Federación de Transportistas Fatrans (de transporte de mercancías y con asociaciones en todas las provincias) ha recogido en la nave del operador logístico en Sevilla en una sola entrega. La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha asistido a la entrega de estas mascarillas en la Delegación Territorial de la Junta de Andalucía en Granada y ha resaltado el esfuerzo que está realizando el Gobierno andaluz para garantizar que los trabajadores de estos sectores del transporte puedan desarrollar su actividad con seguridad. Además, ha recordado más del 86 por ciento de las mascarillas que ha distribuido la sanidad pública andaluza son de la Junta; el 4,7 por ciento han sido compradas por el Ministerio de Sanidad y otro 8,8 por ciento, compradas y donadas por Inditex.

 

 El operador logístico que ha realizado el reparto es GS Operador Logístico Grupajes Sevilla, entidad de Distribución de Productos Sanitarios de Medicamentos inscrita en la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios. Esta empresa pertenece a Fatrans y ha realizado la recepción, despaletizado, empaquetado y el transporte a las delegaciones de forma gratuita.

 

 Por provincias, de las primeras 106.095 mascarillas distribuidas, se han repartido 28.939 a través de la delegación territorial de Málaga; 25.152 unidades en la de Sevilla; en Almería han sido 8.200; en Granada, 10.343 unidades; en Jaén se han distribuido 8.685; en Cádiz han sido asignadas 9.843; en Córdoba, 10.601 y en Huelva se han repartido 4.332 mascarillas .

 

 Por sectores, 60.395 mascarillas se destinan al transporte de mercancías, un sector esencial para el abastecimiento de la población, mientras que el sector del taxi dispondrá en este primer envío de 34.450 unidades y los VTC, 850. Los tres metros andaluces repartirán entre sus trabajadores 1.200 mascarillas, , las empresas de autobús discrecional contarán con 2.350 mascarillas y las líneas de autobús interurbano repartirán 6.850 unidades. Estos últimos sectores del transporte son esenciales para los desplazamientos obligados durante la declaración de Estado de Alarma por la crisis del coronavirus.

 

 El criterio seguido para la distribución ha sido el de dos mascarillas por trabajador, de forma que cada uno de los metros andaluces repartirá 400 mascarillas; Fedintra Bus discrecional dispondrá de 2.350 unidades; Fandabús Bus interurbano repartirá entre sus trabajadores 6.850; mientras que la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT) distribuirá 28.200; la Confederación de Taxis de la Costa Sol, 2.550; Élite Sevilla, Taxi Radio Aljarafe y APC Aljarafe repartirán 1.650; Élite Granada dispondrá de cien y Élite Málaga y Amat, 1.200. Además, la Asociación Chipiona repartirá 50 unidades; Etaxi Córdoba asignará otras cien; Taxi Rural Córdoba, 450; la Asociación Autónomos Taxi Huelva UATA tendrá 150; Unauto VTC Sevilla, 250; Unauto VTC Málaga repartirá 600 y Fenadismer Mercancías distribuirá entre sus empleados 18.500 mascarillas.

 

 Las 43.905 mascarillas que quedan por distribuir se destinarán a empresas y autónomos que no estén asociados o incluidos en las organizaciones antes citadas.


 

CSIF DENUNCIA QUE PERSONAL SIN FORMACIÓN ASISTENCIAL ATIENDE LLAMADAS DEL TELÉFONO DE EMERGENCIAS 061

 

·        El sindicato pide que se refuerce el servicio que prestan los gestores de emergencias ampliando los contratos de los profesionales ya cualificados de la concesionaria

·        La central sindical asegura que en jornadas con gran demanda se han llegado a perder el 30% de las llamadas de la ciudadanía

 Córdoba, 6 de abril de 2020

CSIF exige a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), a Ilunion Emergencias (concesionaria

del servicio de atención del teléfono 061) y a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía

que refuerce el servicio que prestan los gestores de emergencias en las salas del 061, ampliando

para ello sus contratos parciales a tiempo completo –al menos por el periodo que dure el estado

de alarma--, en lugar de contratar a personal sin formación asistencial, ante la crisis del Covid-19.

            Representantes de CSIF en Ilunion Emergencias denuncian que, a raíz de la crisis del Coronavirus, la empresa ha contratado a teleoperadores para que atiendan llamadas al 900 400 061 relacionadas con el virus y con las pautas recomendadas a la población, que están atendiendo llamadas no sólo informativas, sino asistenciales, para lo que no tienen la debida cualificación ni la formación necesaria, ya que “en muchos casos han recibido cinco horas formativas, a lo sumo”, aseguran.

            Esta circunstancia hace que estos profesionales que inicialmente han sido contratados exclusivamente para ofrecer información a la población sobre el Covid-19, terminen recepcionando llamadas asistenciales que no les corresponden y que tienen que derivar a algún gestor de emergencias, con la consecuente demora que ello implica. De hecho, en los días con mayor demanda de llamadas, sobre todo al comienzo de esta crisis, se han llegado a dejar de atender alrededor del 30% de las llamadas, según los cálculos de los responsables sindicales en la concesionaria del servicio.

El personal que no tiene la cualificación para atender llamadas asistenciales, cuando recibe consultas de este tipo se ve obligado a derivar las llamadas a los gestores de emergencias, y ello repercute en la sobrecarga de trabajo que padece este colectivo. Hay que recordar que los gestores de emergencias no sólo están atendiendo las demandas de asistencia por el coronavirus, sino todas las demás: accidentes, infartos, etcétera.

Desde CSIF se entiende que es un “despropósito recurrir a contrataciones de personal sin experiencia cuando se dispone de personal perfectamente preparado y cualificado para hacer frente con garantías a la demanda del servicio”.
“Nos preguntamos donde están los 95 teleoperadores que la EPES y la Consejería de salud dicen haber contratado”, se pregunta un delegado de CSIF en Ilunion Emergencias, que califica de “lamentable” que se pierdan llamadas por falta de gestores que las contesten.

Por otra parte, los gestores denuncian las deficiencias de la aplicación con la que trabajan, “que se colapsa con facilidad cuando el flujo de información se triplica como es el caso”. En este sentido, denuncian que la modalidad colaborativa de recepción de llamadas del 061 con la que funciona el sistema hace imposible en muchas ocasiones para servicios operativos como puedan ser la Guardia Civil o la Policía, contactar con la sala del 061 en su provincia de referencia, ya que la atención de llamadas procedentes de otras provincias tiene prioridad.

Por ello, desde el sindicato se considera que “al menos durante el periodo en el que se extienda el estado de alarma, el sistema debería dejar de funcionar en el modo colaborativo, evitando así que el colapso de llamadas impidiera contactar a los servicios operativos, una cuestión esencial en los momentos en los que nos encontramos”, mantiene.

Desde CSIF se espera que los responsables (tanto empresa concesionaria como Administración) pongan, cuanto antes, los medios oportunos para garantizar al cien por cien el servicio esencial que supone para la ciudadanía el teléfono de emergencias 061.